Seguidores

martes, 22 de febrero de 2011

Revolución

El mundo árabe se tambalea, y eso me crea dos sentimientos encontrados. Dos sentimientos que son fruto de los resultados que puede provocar estas revoluciones.

Por una parte el miedo a que a los nuevos gobiernos lleguen grupos radicales islamistas y pueda provocar un enorme rechazo a Occidente. Esto nos afectaría gravemente y tendría consecuencias nefastas para Europa y por lo tanto para España. Y no me gustaría verme inmerso en esta situación.

Por otra parte, ver a todo el mundo árabe levantarse con manifestaciones contra sus regímenes me hace saber que aún existe el "poder del pueblo" pues al menos en dos países ha dado su fruto (aunque aún queda camino por recorrer). Gracias a ello, otros países árabes han despertado; todavía la gente lucha para tener libertad.

No puedo más que expresar mi repulsión hacia Gadafi, su gobierno y la represión violenta que está dando a su pueblo. Repulsión también a los países internacionales, que AHORA es cuando claman al cielo, ponen a Gadafi como el peor dictador del mundo y sin embargo han estado años bailando el agua a este personajillo simplemente por beneficios, contratos y, en definitiva, dinero dinero dinero.

Ahora Libia se ve sumida en una situación que puede tornarse más que trágica: o bien se ve sumida en una guerra civil ante lo que la comunidad internacional podría actuar (o no quien sabe) o simplemente sucede una caída del régimen -bajo muerte del dictador eso sí, pues se ha bautizado hoy como mártir en este caso- en cualquier caso Libia tiene un futuro incierto.

1 comentario:

  1. Es asqueroso... todo! El amiguito de Fidel este va a hacer un genocidio, a su hija bonita y a él los van a refugiar en algún país occidental de los que le compramos el pretróleo y todos contentos! Aquí va a morir gente.
    Xoxo

    ResponderEliminar